martes, 15 de abril de 2014

¿Sabes que es un pangrama?

Ya decidida a darle vida nuevamente a este blog. Espero que no sea tarde. Iré publicando algunos artículos que escribí para Antena, ya que la mayoría se refieren al diseño gráfico o a libros relacionados con esta hermosa profesión. Va el primero:

Un pangrama (del griego Pan, todo; grama, letra) o frase holoalfabética, es definida como un juego de palabras en donde todas las letras del alfabeto están contenidas en la oración. Tal vez el más conocido por los diseñadores, es el clásico “The quick brown fox jumps over the lazy dog”, panorama que por estar en inglés, no contiene la letra “ñ”. Los panoramas más llamativos son los que usan el menor número de letras posibles, pero como se mencionó, procurando utilizar todas las letras del alfabeto, lo cual resulta una tarea nada fácil. Normalmente, el resultado de un panorama, es una oración relativamente larga cuyo resultado es ilógico o absurdo, por lo que es muy divertido crearlos. En la actualidad, se usan para mostrar todos los caracteres de una fuente tipográfica.

El pangrama más conocido en el idioma español es: “El veloz murciélago hindú comía feliz cardillo y kiwi” o este: “La cigüeña tocaba el saxofón detrás del palenque de paja”, aunque uno muy conocido es “Jovencillo emponzoñado de whisky, ¡qué figurota exhibe!”.

Algunos de los que me encontré en la red:

§  Cada vez que trabajo, Félix me paga un whisky (36 letras) Falta la letra "ñ"
§  Cada vez que me trabo, Félix paga un whisky añejo (39 letras)
§  Extraño alijo hampón: güisqui; kiwi, vid y ... ¡¿bizco?!. (38-41 letras) 
§  ¡Ávida cigüeña floja!, pibonazo quemó whisky extra. (41 letras)
§  Extraño alijo ampón: whisky/güisqui, bizcocho, vid... (41 letras)
§  Quiere la boca exhausta vid, kiwi, piña y fugaz jamón. (42 letras)
§  Fabio me exige, sin tapujos, que añada cerveza al whisky. (45 letras)
§  Jovencillo emponzoñado de whisky, ¡qué figurota exhibe! (46 letras)
§  David exige plazo fijo para el embarque de truchas y niños New York. (55 letras)
§  La cigüeña tocaba cada vez mejor el saxofón y el búho pedía kiwi y queso. (58 letras)
§  El jefe buscó el éxtasis en un imprevisto baño de whisky y gozó como un duque. (62 letras)
§  El cadáver de Wamba, rey godo de España, fue exhumado y trasladado en una caja de zinc que pesó un kilo. (81 letras)
§  El pingüino Wenceslao hizo kilómetros bajo exhaustiva lluvia y frío, añoraba a su querido cachorro. (83 letras)
§  Wendy pidió que se le añadiera a su compra cerveza, un bote de jugo de frutas y un kilo huesos de la carnicería anexa. (91 letras)

Al momento de estar realizando pruebas de comportamiento tipográfico en factores como unidad en diseño, rasgos específicos de la letra, expresión o pruebas ópticas, el pangrama se ha convertido en un gran auxiliar del tipógrafo.
Al comparar distintas fuentes tipografías con pangramas, se recomienda probar también la frase EN MAYÚSCULAS. Es aconsejable añadir también el set numérico 0123456789 y algunos caracteres especiales básicos como @!"#$%& '()*+,-./:;<=>?@[\]^_`{|}~¡¢£¤¥¦§¨©ª«¬­®¯°±²³´µ¶·¸¹º»¿×÷€.
Y a todos los diseñadores, también recomiendo que conozcan los juegos de palabras, éstos son una herramienta básica para el juego tipográfico. ¡Felices fiestas!


Fuente: http://www.juegosdepalabras.com/pangrama.htm El 22 de diciembre de 2011.

martes, 1 de mayo de 2012

Citación APA

Publico a mis alumnos de redacción los apuntes para la citación APA y MLA. Descargar aquí

martes, 6 de marzo de 2012

sábado, 28 de enero de 2012

Es mi tipo


Por fin, después de tres meses de espera, tengo en anhelado libro "Es mi tipo. Un libro sobre fuentes tipográficas" de Simon Garfield, editorial Taurus. El libro cuenta la historia de más de 200 fuentes, a través de anécdotas y de forma amena e incluso divertida. De todos los capítulos, mi favorito es el que aborda un tema tremendamente serio y de trascendental importancia para todo diseñador: la Comic Sans.
Comic Sans es una tipografía que podemos encontrar en casi todos los ordenadores y que ha sido constantemente atacada por el mundo de los diseñadores llegando incluso a promover su prohibición, mitad en broma, sí, pero mitad en serio. Comic Sans ¿cómo describirla?, en palabras de Simon Garfield, donde veas un texto en el que cada letra es de un color: ésa es Comic Sans. La cuestión es que tal tipografía se ha convertido en una de las más utilizadas por los no-diseñadores, seguramente porque precisamente es la que más se aleja de nuestro (a ojos ajenos) aburrido mundo tipográfico. Pero ¿porqué la odiamos tanto los diseñadores? La respuesta del libro es ejemplar, la suscribo al 100%, dice así:
un hombre entra en un bar y le dice al camarero: Un café solo por favor. Y el camarero al instante grita: ¡Todo el mundo fuera!
Pues, para nosotros, la Comic Sans es eso: un chiste, uno de esos que las primeras veces te hacen gracia, pero que con el tiempo… qué os voy a contar, imagínate escucharlo 100, 1000, 10.000 veces… seguro que intentarías prohibirlo. De ahí que entre Diseñadores, hallamos desarrollado otro chiste paralelo: Comic Sans entra un bar y el camarero le dice “no servimos a tipos como usted”.
Así pues: recomendación literaria para los amantes de la tipografía: Es mi Tipo, un libro sobre fuentes tipográficas, de Simon Garfield, editorial Taurus.

Fuente: http://oyercorazon.com/2011/11/28/es-mi-tipo/

Medio pan y un libro.


Este texto me lo compartió un amigo. No tengo la fuente exacta, pero vale la pena leerlo:


Discurso de Federico García Lorca al inaugurar la biblioteca de su pueblo. Medio pan y un libro.

Medio pan y un libro.
Alocución de Federico García Lorca al pueblo de Fuente Vaqueros (Granada) en septiembre de 1931: "Cuando alguien va al teatro, a un concierto o a una fiesta de cualquier índole que sea, si la fiesta es de su agrado, recuerda inmediatamente y lamenta que las personas que él quiere, no se encuentren allí. «Lo que le gustaría esto a mi hermana, a mi padre...», piensa, y no goza ya del espectáculo sino a través de una leve melancolía. Ésta es la melancolía que yo siento, no por la gente de mi casa, que sería pequeño y ruin, sino por todas las criaturas que por falta de medios y por desgracia suya no gozan del supremo bien de la belleza que es vida y es bondad y es serenidad y es pasión.

"Por eso no tengo nunca un libro, porque regalo cuantos compro, que son infinitos, y por eso estoy aqui honrado
y contento de inaugurar esta Biblioteca del pueblo, la primera seguramente en toda la provincia de Granada.

"No sólo de pan vive el hombre.
Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro.
Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos.
Bien está que todos los hombres coman, pero que todos los hombres sepan.
Que gocen todos los frutos del espíritu humano porque lo contrario es convertirlos en máquinas al servicio de Estado, es convertirlos en esclavos de una terrible organización social.

"Yo tengo mucha más lástima de un hombre que quiere saber y no puede, que de un hambriento. Porque un hambriento puede calmar su hambre fácilmente con un pedazo de pan o con unas frutas, pero un hombre que tiene ansia de saber y no tiene medios, sufre una terrible agonía porque son libros, libros, muchos libros los que necesita y ¿dónde están esos libros?
"¡Libros! ¡Libros!
Hace aquí una palabra mágica que equivale a decir: «amor, amor», y que debían los pueblos pedir como piden pan o como anhelan la lluvia para sus sementeras.
Cuando el insigne escritor ruso Fedor Dostoyevsky, padre de la revolución rusa mucho más que Lenin, estaba prisionero en la Siberia, alejado del mundo, entre cuatro paredes y cercado por desoladas llanuras de nieve infinita; y pedía socorro en carta a su lejana familia, sólo decía: «¡Enviadme libros, libros, muchos libros para que mi alma no muera!».
Tenía frío y no pedía fuego, tenía terrible sed y no pedía agua: pedía libros, es decir, horizontes, es decir, escaleras para subir la cumbre del espíritu y del corazón.
Porque la agonía física, biológica, natural, de un cuerpo por hambre, sed o frío, dura poco, muy poco, pero la agonía del alma insatisfecha dura toda la vida.

"Ya ha dicho el gran Menéndez Pidal, uno de los sabios más verdaderos de Europa, que el lema de la República debe ser: «Cultura». Cultura porque sólo a través de ella se pueden resolver los problemas en que hoy se debate el pueblo lleno de fe, pero falto de luz".

jueves, 26 de enero de 2012

viernes, 16 de diciembre de 2011

Curiosidad gramatical

Entre los matices que distinguen a la lengua española, figuran en un sitio relevante las curiosidades.
Pongo de muestra un caso de acentuación. Aquí se trata de una oración en la cual todas sus palabras
-nueve en total- llevan tilde:

«Tomás pidió públicamente perdón, disculpándose después muchísimo más íntimamente».
A lo mejor una construcción forzada, pero no deja de ser interesante.

Ahora disfruta este:

La palabra oía tiene tres sílabas en tres letras.

En aristocráticos, cada letra aparece dos veces.

El término arte es masculino en singular y femenino en plural.

En la palabra barrabrava, una letra aparece una sola vez, otra aparece dos veces, otra tres veces y la cuarta cuatro veces.

En el término centrifugados, todas las letras son diferentes y ninguna se repite.
El vocablo cinco tiene a su vez cinco letras, coincidencia que no se registra en ningún otro número.

El término corrección tiene dos letras dobles...
Fíjate en este otro grupo:

Las palabras ecuatorianos y aeronáuticos poseen las mismas letras, pero en diferente orden.

Con 23 letras, se ha establecido que la palabra electroencefalografista es la más extensa de todas las aprobadas por la Real Academia Española de la Lengua.
El término estuve contiene cuatro letras consecutivas por orden alfabético: s-t-u-v.

Con nueve letras, menstrual es el vocablo más largo con solo dos sílabas.

Mil es el único número que no tiene ni o ni e.

La palabra pedigüeñería tiene los cuatro firuletes que un término puede tener en nuestro idioma: la virgulilla de la ñ, la diéresis sobre la ü, la tilde del acento y el punto sobre la i.
El vocablo reconocer se lee lo mismo de izquierda a derecha que viceversa.

La palabra euforia tiene las cinco vocales y sólo dos consonantes…

Gracias a la Maestra Martha López por compartir.